domingo, 13 de abril de 2014

Aprendí el concepto "flashback" gracias a la Semana Santa de mi pueblo.

La Semana Santa de mi pueblo es como la primera película de un mediocre estudiante de Comunicación Audiovisual, quiere meter en ella todas las formas posibles de cine.

Los primeros días la historia goza de total coherencia, durante el Viernes de Dolores la imagen de la Virgen María, triste por "la que se avecina", se pasea por las calles de la localidad acompañada por un reguero de mantilleras dotadas de medias cristal de la Lati.



El sábado no hay procesión, Dios debe de ser judío porque siempre se toma ese día de descanso.

El Domingo de Ramos sale a la calle el paso que representa la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén a lomos de un borrico gris y rodeado de niños con palmas, madres con palmas, y madres con niños con palmas.

Por ahora todo correcto ¿bien?, nos estamos enterando del argumento, ha empezado flojilloo pero vamos a darle un voto de confianza.


El Lunes Santo tiene lugar la procesión del Cristo de la Luz, la más auténtica según mi más humilde opinión.

Silencio sepulcral, calles oscuras y un paso emotivo en el que Jesús yace muerto sobre la cruz bajo un manto de claveles rojos. Los capirotes caídos representan la tristeza por la muerte de su señor y acompañan a una figura que tras salir de su Parroquia del Carmen descansará durante una noche en la Ermita del Pilar.



Durante el Martes Santo el director agota ideas y vuelve a repetir escena, misma procesión, nuevas velas y un recorrido similar pero a la inversa, una especie de déjà vu y una nueva oportunidad para los que en el día anterior se fueron al baño a mear.

A partir del Miércoles Santo empieza el "follón", durante este día desfila por nuestras calles Nuestro Padre Jesús Cautivo y la Virgen de las Angustias. En el primer paso, ¡sorpresa! Jesús está vivo y le están pegando. En el segundo paso, Jesús bajado de la cruz y ya fallecido, es acurrucado por su madre.

Una vez más capirotes erectos, como si no hubiera pasado nada.





Y llega el Jueves Santo en el que tienen lugar dos procesiones en el mismo día, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la de El Cristo de la Fe que sale en la madrugada.

Recuerden que nos habíamos quedado en que Jesús estaba muerto acurrucado entre los brazos de su madre ¿verdad? ¡error! ahora Jesús carga la cruz entre las calles de nuestra localidad, esto es un milagro y no el de los panes y los peces.


En esta primera procesión de jueves su madre la Virgen María también le acompaña, esta vez con un outfit diferente, más sencillo, casual y estiloso.


A partir de la segunda procesión del Jueves Santo el artífice de esta magnifica producción vuelve a enderezar las cosas. El primero de los pasos representa a Jesús colgado en la cruz, el segundo, a su amada madre la Virgen María llorando con amargura . (parece ser que María se cambia más que Madonna en un concierto)




El Viernes Santo va dirigido al espectador tonto, ese que te amarga una película preguntando qué pasa con el protagonista cada x tiempo en función de su retraso mental, y a los vagos que se quedaron en sus casas los días anteriores.
Tras el barullo monumental creado por el director novel, éste intenta poner en orden la Pasión, Muerte y Resurreción de Jesús de Nazaret a través de la salida de todas la hermandades en una misma procesión y bajo un orden coherente, salvo por un pequeño detalle, emulando a Spike Jonze, la figura de Jesús de dos metros pasa a medir 50 cm en el Santo Entierro.



El Sábado Santo el judío vuelve a descansar.

Y para finalizar la Semana Santa villafranquesa, durante el Domingo de Resurrección tiene lugar una peculiar procesión, la de "los abrazos". Resumiendo, una talla de la Virgen María y otra talla de Jesús de Nazaret juegan al escondite hasta que al final se encuentran, se dan tres abrazos, la gente aplaude, tira pétalos y se pira al campo a comer filetes empanados. Véase vídeo para más información



 La conclusión es que Jesús no resucitó al tercer día, sino tres veces, o al menos en mi pueblo. Fin de la historia

Galería de Imágenes Casa de la Cultura Villafranca de los Barros 

Espero que nadie se haya molestado, en ningún momento he pretendido herir las creencias religosas de nadie, simplemente he tratado de crear un relato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario