jueves, 27 de septiembre de 2012

DEDICADO A LA LETRA DE MI DOCUMENTO NACIONAL DE IDENTIDAD


MICRORELATOS DE OPINIÓN CATEGÓRICA
 (no tengo ni idea de lo que significa pero no veas lo bien que suena)

La historia que voy a contar a continuación es la historia de una amistad verdadera, pero no de una amistad corriente, sino de la intensa relación que surgió durante muchos años entre tres instituciones no orgánicas, por decirlo de alguna manera.
Sus nombres lo habréis escuchado millones de veces, de hecho, ahora mismo es posible que estéis pensando con algunas de ellas; hoy me referiré a las letras K, la Q y la C.

Desde la primera vez que se conocieron la K, la C y la Q se sintieron rápidamente atraídas, a pesar de sus diferencias fisiológicas era mucho lo que las unía, y es que cuando se mezclaban de forma diferencial con ciertas vocales compartían el mismo sonido natural.

Cada una tenía una fuerte personalidad pero básicamente la que manejaba “el cotarro” era C, la eterna protagonista de la obra de teatro, la que no tenía nunca descanso y la que se quejaba todo el rato.

Q le seguía en apariciones, una especie de actriz secundaria muy relevante y esencial, encargada de hilvanar la función de sus primas mayores las palabras. Un personaje simpático que siempre caía bien y que elevaba el volumen de las risas enlatadas en el estudio de grabación.

En cambio la pobre K tenía que cruzar los dedos para aparecer en las escenas como simple extra, era el patito feo, la parada de larga duración, que por mucho que hiciera malabarismos nunca a ella le prestaban nada de atención.

Pero esto no impedía que se trataran como hermanas y se cuidaran mutuamente. 
Hasta que un invento de los años 90 desencadenara  el empeoramiento de su hasta ahora situación de menage a trois en armonía. Dicho invento fue el móvil y su servicio de mensajería instantánea SMS. 
Una época dorada que nunca hubiera imaginado en su vida K. Un periodo en el que la gente se estrujaba los cocos lo impensable para que cupiera todo en los 145 caracteres.

La K se convirtió en la actriz revelación entre el público más joven. Todo el mundo hacia uso de ella indiscriminadamente y pronto se convirtió en la estrella indiscutible del momento.
A pesar de que la mayor perjudicada fue la Q, puesto que el “que” desapareció del mapa de forma rotunda; el rápido éxito conseguido por K caló más hondo en la divina C, debido a su hasta entonces consolidada hegemonía y celebridad.

K trató de seguir siendo la misma de siempre pero la actitud envidiosa de sus dos amigas no ayudaba, y pronto se dejó guiar y se mezcló con malas compañías. Se hizo inseparable de la Ñ, la niña mimada del alfabeto, la Lindsay Lohan de turno, el juguete que no tardaría mucho en romperse.

Y como todas las modas, poco a poco el uso de la K empezó a disminuir progresivamente. La gente comenzaba a “medio escribir correctamente” y las madres y padres de todo el mundo empezaron a montarse en el tren de los SMS con sus principiantes “Estoy aprendiendo a escribir mensajes”, de forma que cada día que pasaba cientos de personas abandonaban la práctica con K, y estas empezaban a desaparecer  masivamente como lo hacen las moscas cuando utilizas TKC (Te Ca Cé)

K fue tratando de establecer contacto con ellas de nuevo y finalmente C y Q la perdonaron.

Con Whatsapp y Facebook cada vez más personas están volviendo al cauce natural de las palabras. Si no lo quieres hacer por los tí hazlo por la amistad. Piensa en K, C y Q



3 comentarios:

  1. Querida...grandiosa entrada.Me deshago like a Pastilla efervescente en vasito de pañí(lo que viene siendo,Agua)

    Es mi "primera vez" desde BCN (Tres letritas un poco envidiosas de las KQC)

    Besotes y Besets por partes iguales.

    ResponderEliminar
  2. Thankiu! me encantó lo del vasito de pañí! AIN! yo tb me desHAgo en HAlagos hacia Tí con acento.

    Tu Fan number one

    Baaaarcelona!

    BESOS*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !!!!Pañi Pañi!!!!

      Como me gustan los acentos.Le dan una propiedad y un señorío a los palabros fuera de lo normal.

      Da gusto contar con un "Flan" como tu :D

      Estoy viendo a "La "Monsterrat" Caballe" y al gran Freddie en plenos Juegos Olimpicos.

      Besos superlativos :*

      Eliminar