miércoles, 28 de diciembre de 2011

Desde tiempos inmemoriales es bien sabido que la cera y el calor no se llevan bien

En estas últimas semanas se ha hablado mucho del yerno del rey Iñaki Urdangarín, entre otras cosas por su reciente trasladado en el museo de cera de Madrid.
Misteriosamente ningún medio se ha hecho eco de una evidente modificación del nuevo lugar que ocupa. Hablamos de la introducción de un nuevo elemento, prueba evidente de la indignación de nuestro rey.

Atentos a las dos imágenes


Antena 3.com programa Espejo Público 14 de diciembre



Fotografía Diario de León 28 de diciembre



Dado que ningún medio ha tratado el tema no voy a ser yo la primera que lo haga, ya se dice que es preferible sugerir a enseñar, y más en lo concerniente a la familia real.
La venganza en este caso no se sirve fría sino a la máxima potencia del modelo Junkitor CX, de venta en los distribuidores habituales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario