viernes, 8 de julio de 2011

Yo & Mini yo queremos volver a New York


Me imagino que todos habréis visto (exceptuando a los modernos que no ven la tele) el exasperante anuncio de Fanta Robertus, exasperante desde mi punto de vista no os avergonceis si a vosotros os gusta yo solo soy una chica A-normal, A-formal y A-tópica, esta última de reciente adopción y todavia pendiente de búsqueda de información.
El caso es que por primera vez leí la letra pequeña de algo y me di cuenta de que ésta no es tan mala como la pintan algunos, al menos en esta ocasión.
 Descubrí el concurso Robertus para jóvenes y nuevas profesiones: Fotógrafo 2.0, Personal Shopper y Betatester. Decidir lo que iba a hacer requirió una conversación entre mi yo y mi mini yo:

YO- Bueno ¿qué opinas? ¿tengo alguna posibilidad?

MINI YO- a ver lo de fotógrafo yo no lo veo, se podría decir que no es que destaques mucho en ese aspecto eres una más del montón y además no tienes paciencia

YO- Si tu lo dices yo no te lo voy a negar además ¿qué es eso de 2.0? me suena a...en realidad no me suena a nada

MINI YO- Eso yo creo que es para que suene mejor, para adornar como los nombres de los platos en los restaurantes pijos

YO- Si por ahí irá la cosa, bueno y qué me dices con respecto a lo de Betatester

MINI YO- Yo tampoco te veo mucho en eso, eso es como más para otra gente, gente a las que le gusta mucho eso para dedicarse a eso

YO- ¿Pero tu sabes lo que es?

MINI YO- ¡Si hombre! ¿cómo no voy a saber eso?

YO- No tienes ni la más remota idea

MINI YO- Lo cierto es que no

YO- No te preocupes yo tampoco

MINI YO- Estaría bien que esto no saliera de aqui, no sé...

YO- Vale, pero venga ya a lio; solamente queda una opción Personal Shopper, ¿tú cómo me ves?

MINI YO- ¡A mi no me preguntes a mi me vestían! pero yo creo que si se te da bien, tienes un estilillo y eso

YO- Pues ya está, decidido mini-mi gracias por tu colaboración.

Y así fue como decidí presentarme al concurso, os dejo más abajo mi enlace.

Son las cinco de la mañana en New York y está a punto de salir el sol, aunque las estrellas siguen brillando sobre la oscuridad de la noche, los nervios rondan por el ambiente y ese ambiente es concretamente la calle cincuenta y dos esquina Broadway. Se corta ese tramo se disponen sillas, luces, decorado y acción.
Una serie de modelos empiezan a desfilar ante el asombro de transeuntes y curiosos; se trata de una moda fresca, desenfadada, sexy inspirada en la alegria del verano y el color. A medida que transcurre el desfile, en New York va despertando aunque esta parezca que nunca haya dormido. El sol Fanta surge de entre los rascacielos y llena de luz y calor la improvisada pasarela.
 Una vez terminado el desfile los aplausos inundan el lugar y un mensaje claro se difunde: la moda está en la calle y tú mismo puedes cambiarla, pásalo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario