miércoles, 18 de mayo de 2011

Te ofrezco señores, estas flores



Según la fuente de sabiduria Wikipedia, un altar se puede dedicar a un dios, un santo o personaje relevante de una creencia o a una/s persona/s.
 Hoy me desligo de la religión Cristiana Apostólica Romana para inclinarme hacia otra religión más atrayente en la que el poder, la genialidad,  la fama y el dinero son sus máximos estandartes.

 Mi devoción va dirigida hacia esas personas de ayer o de hoy, afortunadas unas, desdichadas otras, que han pasado o pasarán a la historia por los siglos de los siglos; y a las que admiro tanto, como para
construirles un altar, orarles y ofrecerles alimentos y vino diarios(como hacían los romanos).

Solo una única condición: que me den fuerzas y luz en estos tiempos de oscuridad e incertidumbre profesional.







No hay comentarios:

Publicar un comentario