lunes, 30 de mayo de 2011

Guillotina eleMental

La Popegirl ha llegado a su localidad, como el camión del tapicero, y por tanto el lazolazy vuelve a estar en funcionamiento.
Sorry por estos días de incertidumbre en los que más de uno pudo pensar que me había caído en la ducha, conclusión a la que llega mi madre cada vez que me llama una vez y no lo cojo. Lo bueno de esto es que denota que soy una chica limpia y aseada, lo malo, que algún día el dicho de “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe puede que se cumpla.
Mi entrada de hoy es para pediros un gran favor. Aquí la señorita Popegirl (Pope para los amigos) tiene un gran problema, resulta que siempre ha sido muy olvidadiza y despistada pero ahora lo está más que nunca, está tan cortita como las mangas de un chaleco, pero de un chaleco de verdad no los jerséis con mangas largas que los sevillanos denominan chaleco.
Ha perdido su cabeza y si no la encuentra no sabe que puede ser de ella.
Hay varios caminos para tomar pero solamente uno para llegar.
¡Ayúdala a encontrarla!


sábado, 21 de mayo de 2011

"Deme un eurillo"

Hace unos años pensé que los publicistas eran como una especie de vagabundos del arte, primero porque sus creaciones no tienen casa (por regla general no tienen cabida en los museoss) no se desean (la gente está cansada de tantos anuncios)  y además “huelen” un poco raro, están mal vistas y la gente siempre se encuentra bajo la sospecha de que la están engañando (las personas mayores siempre temen que el “dinero” sea para drogas o vino)

El caso es que hoy me doy cuenta de que hay otro punto que apoya esta teoría mia sobre la vagabundez de la publicidad; y es el hecho de que igual que estas personas, conviva en la calle integrándose con el paisaje urbano de las grandes ciudades o situándose en espacios públicos de diversa índole con el objetivo de mendigar la atención de los transeuntes. Hablo del llamado "Marketing de guerrilla".
Para aquellos que no sepan de que estoy hablando os lo explico con imagénes, ya que, como se estila en publicidad donde esté una buena imagen que se quite todo lo demás...






















Quizás me haya excedido un poco con el número de imágenes pero debo reconocer que todas ellas han pasado por un proceso de lo más riguroso y serio, en el que se ha certificado su calidad y frescura, así como ocurre con las ensaladas Florette.

jueves, 19 de mayo de 2011

LLin & LLan: historia de dos cacahuetes siameses

Los frutos secos nacen, crecen, se reproducen y mueren. Y eso no me lo he inventado yo sino que lo dice la historia que voy a contar a continuación y que tiene como protagonista a los hermanos Ceniza.

Los hermanos Ceniza eran dos cacahuetes siameses que desde muy pequeños ya destacaban debido a una extraña diferencia racial. No, no destacaban por ser siameses como ocurre con la raza humana os explico:
en el mundo cacahuete existen dos tipos de especímenes: los siamesinos que ocupan el 90% de la población cacahuetina, es decir, aquellos que vienen en paquetes de dos (los habituales vamos); y los singles, los privilegiados que se llevaban a las anarcadas de calle y que gozan de un estatus superior por poseer casa propia e individual.

Bueno el caso es que estos dos hermanos eran muy distintos entre sí, de ahí que fueran conocidos como LLin y LLan (en el lenguaje cacahuete no existe la Y).
Uno era negro, el otro blanco; uno feo, el otro un primor; uno muy tímido y callado mientras que LLan era gracioso y con don de gentes...y así hasta un millón de diferencias que a medida que transcurrían los años abrían una brecha cada vez más mayor entre ellos. Pero daba igual porque seguían queriendose mucho y apoyandose mutuamente a pesar de la opinión que tenían los demás...

En ocasiones surgían pequeñas nimiedades que siempre hacían que LLin se sintiera mal y  apartado. Como pasó aquel día en el debían hacerse una especie de carnet, una ficha de crecimiento, y por falta de espacio LLin tuvo que quedarse fuera de la foto. E igual que esa otras tantas cosas por estilo...

Diferencias aparte, sus vidas transcurrían sin sobresaltos en la plantación de cacahuetes. En unos días llegaría la edad en la que se convertirían en avellanas, en productos para el consumo humano. Ellos sabían que el futuro de todo cacahuete era ese y no les importaba que su vida acabara así. Sus hermanos, sus padres y todos sus antepasados habían sido disfrutados en fiestas infantiles, despedidas de solteros, como alimento para animales...Incluso se decía que uno de sus antepasados posó para uno de los dibujantes de la película Dumbo, algo de lo que se sentían muy orgullosos.

Los días pasaron y al fin llegó el día de la recolección. Del campo fueron llevados a un almacén, donde permanecieron un tiempo e hicieron muchos amigos.
Más tarde pasaron a un lugar donde el ruido era ensordecedor. Plataformas frías los desplazaban de un sitio a otro donde eran supervisados, clasificados y rechazados algunos por razones que desconocían. Ellos en concreto concluyeron todas las pruebas y finalmente fueron juntados junto con cientos de especies que no habían visto en su vida.

Algunas de ellas llevaban cáscara, ¡otras iban desnudas!, pero por lo visto eso era normal entre ellos. Se hacían llamar kikos, pipas, garbanzos, habas y más nombres que no recordaban. E incluso conocieron a parientes suyos: las avellanas serranas, las cuales, eran unas presumidas y estiradas que no estaban al alcance de los vulgares cacahuetes.
Por desgracia no conocieron a ninguna anarcarda. Normalmente no se mezclaban con ninguna especie, además poco importaba porque por lo visto hablaban un idioma muy raro procedente de unas tribus indígenas brasileñas.

Así los meses transcurrían y ellos seguían tan frescos y secos como el primer día.
Un día de primavera los metieron en un camión que según decían los más entendidos los llevarían a su último destino. ¡Estaban tan nerviosos y excitados! Y no paraban de preguntarse ¿Qué sería lo último que vivirían? ¿Dónde acabarían?....

Al fin, la claridad se hizo presente y mostró lo que parecía ser el almacén de un bar.

Unas horas después un humano con mucha prisa, abriría el envase y los introduciría en un recipiente. El fin estaba cerca, se podía oler el café.

¿Pasarían a una mejor vida? En unos instantes lo descubrirían.

 El humano con prisa los llevó a una mesa. Rápidamente los demás frutos secos fueron desapareciendo, ya solo quedaban los hermanos Ceniza. El último bocado, el más cuidadosamente saboreado. Un hombre lo cogió finalmente, sus manos abrieron el cacahuete, desplazaron la fina piel marrón de cada uno de ellos y ¿qué hizo entonces? pues exclamó “¡anda una avellana negra y una avellana blanca juntas!, que mal rollo” y se las guardó en el bolsillo del pantalón porque les daba miedo comérselas.

Mañana de sábado y día de colada. El hombre metía la ropa en la lavadora al mismo tiempo que vaciaba los bolsillos de las prendas que los tenían, y de repente descubrió las dos avellanas esas tan raras que había guardado el otro día.

Pensó en tirarlas, en volverlas a guardar, en quizás comérselas sería lo más lógico, pero no ya estaban blandurrias. ¿Qué c*** hago? Pensó. Mientras tanto se comió un Chococrispis, y de repente algo se le iluminó en la cabeza mirando esos dos frutos secos.

“Una avellana negra, una avellana negra, una avellana negra... ¡una avellana con chocolate!" Y así fue como el creador de los Conguitos inventó los Conguitos de chocolate negro y de chocolate blanco.


Y ustedes se preguntarán qué pasó con los dos hermanos.

Pues el creador los recubrió de oro y los llevó colgados del cuello durante el resto de su vida hasta que murió, y fue entonces su hijo mayor quien los heredó y decidió que los cacahuetes dorados pasarían de generación en generación como símbolo del éxito de su padre.

Así LLin y LLan vivieron félices y no fueron comidos por perdices.


FIN

miércoles, 18 de mayo de 2011

Te ofrezco señores, estas flores



Según la fuente de sabiduria Wikipedia, un altar se puede dedicar a un dios, un santo o personaje relevante de una creencia o a una/s persona/s.
 Hoy me desligo de la religión Cristiana Apostólica Romana para inclinarme hacia otra religión más atrayente en la que el poder, la genialidad,  la fama y el dinero son sus máximos estandartes.

 Mi devoción va dirigida hacia esas personas de ayer o de hoy, afortunadas unas, desdichadas otras, que han pasado o pasarán a la historia por los siglos de los siglos; y a las que admiro tanto, como para
construirles un altar, orarles y ofrecerles alimentos y vino diarios(como hacían los romanos).

Solo una única condición: que me den fuerzas y luz en estos tiempos de oscuridad e incertidumbre profesional.







lunes, 16 de mayo de 2011

1 minute of looking at something smart which makes my whole day

Todos perdemos el tiempo de una manera u otra pero ¿por qué no perderlo elegante y creativamente como ha hecho Alyson Provax´s?
En esta creación titulada time wasting experiment el artista realiza un trabajo de "documentación" sobre diferentes formas que tiene el ser humano de perder tiempo y la duración aproximada de éstas.
Una especialista en perder el tiempo como la popegirl no puede sino apreciar este trabajo sencillo pero contundente: http://alysonprovax.com/time-wasting-experiments/
Yo definitivamente me siento culpable de tardar tanto en pensar sobre lo que voy a hacer, de no hacer nada en absoluto durante 38 minutos (por no decir meses), de dar tanto la lata, desear estar en otro lugar, hacer planes imposibles y sobre todo de preocuparme cuando es demasiado tarde para cambiar una cosa...


                             












Loads of hope


"La limpieza hace la fuerza", "El frotar se va a acabar", "Lo que quieren las mujeres",  "El experto en manchas de los niños" ETC ETC
Estamos acostumbrados a que los anuncios de detergentes, lejías del futuro y demás productos de limpieza realicen una publicidad monótona y tradicional basada en el problema-solución, pero es que parece ser que últimamente esto se está haciendo extensible al resto de la publicidad. Me refiero al hecho de que la publicidad actual, salvo determinadas excepciones, es cada vez más similar entre sí y menos creativa. Es difícil diferenciar un producto o un servicio de otro, y no estoy hablando de estandarización sino de que lo que antes diferenciaba la publicidad ahora ni siquiera ella es capaz de hacerlo.
Por esta razón creo que en este mundo es necesaria una renovación inmediata, sangre nueva, joven que está deseando mostrar su potencial y su creatividad.
De ahí que mi entrada de hoy vaya dedicada a estas personas, aunque se oriente desde el punto de vista de la popegirl.

 Va por ustedes


Limpia casi sin frotar



sábado, 14 de mayo de 2011

Los últimos días de la Popegirl

La gente que me conoce sabe que entre mis deseos cuando sea mayor (muy mayor) está el pasar mis últimos días de vida recluida en un convento, eso claro está si no tengo otras obligaciones de tipo familiar.
 Y todo esto viene de un curso de libre configuración en el que participé hace unos años y que sirvió para darme cuenta de que la vida de tranquilidad, soledad y fresquito veraniego que transcurre en los  conventos me llaman demasiado. Con toda esta parafernalia, la cúal, es cierta además, quiero decir que respeto y admiro profundamente la simbología religiosa, el Vaticano y a Sor Yeyé y que espero que nadie se sienta ofendido por ese cargo eclesiatico del que me he apoderado. Y sino con 10 Padrenuestros, 10 Avemarías y un Gloria (el largo) se perdonan todos los pecados ¿no?

Amén

miércoles, 11 de mayo de 2011

¡Qué te las quitan de las manos!

El lazo lazy está de moda y aprovechando ese tirón ha lanzado su primera colección
 Primavera-Verano-Otoño-Invierno.
Se trata de 3 pulseras con el logotipo bloguero que se pondrán a la venta al módico precio de háztelas tu mismo/a si te da la gana.
Primavera
Verano
Otoño
Invierno