sábado, 30 de abril de 2011

La / Mi happy hour de Chaplin

Aunque hace mil que no veo esta película, de repente hoy se me vino a la cabeza una de sus escenas y de mis escenas favoritas desde que era pequeña; aquella en la que El gran Charlie Chaplin afeita a un cliente en su barbería al son de la Danza húngara nº5 de Brahms en El gran dictador*
**
Si no has visto la película ver esta escena no te va a fastidiar nada, lo máximo que puede pasar es que te entren ganas de verla  (si si, aunque sea en blanco y negro)

Y si la has visto ya pues (pausa) haz lo que te salga de ahí como dice Bart Simpson.






*Quiero aclarar que no es que fuera una niña pedante, todo lo contrario ya que solía escenificarla en el baño de mi casa robándole la espuma de afeitar a mi padre (sin cuchillas por supuesto), simplemente era uno de los pocos VHSs que tenías en casa y que te dejaban ver.

**Quien me iba a decir que algún día confesaría esto

No hay comentarios:

Publicar un comentario